14 años de la primera vez

Tal día como hoy (2 de mayo) pero hace justo 14 años, me subía por primera vez tras un micro para hacer comedia. Fue en un pub llamado Habana, sito en el barrio de Parquesol (Valladolid). Allí se organizaba uno de esos certámenes de monólogos que estaban muy de moda gracias al éxito del programa “El Club de la Comedia“. Cada jueves se subían 3 ó 4 participantes a monologuear durante 5 – 10 minutos y un jurado dictaminaba quién pasaba y quién no a la siguiente fase.

La foto que acompaña a la entrada es de aquel día. Yo tenía 28 años y durante mis minutillos sobre el escenario recuerdo que me sentí por primera vez en mi vida autorealizado y bajé convencido de que me quería dedicar a esto. Lo gracioso fue que me fui a casa pensando que mi actuación había estado muy bien pero he vuelto a verla recientemente y he sentido mucho sonrojo por lo verde que estaba. Por descontado, no gané aquel certamen pero me aportó la ilusión necesaria por comenzar a escribir textos y reorientar mi vida profesional.

May02

298, 299… y 300

El pasado domingo 3 de abril realicé en el Llantiol la función nº300 de “Chicas, Risketos y apuntes pasados a limpio”. Junto con el teatro, decidimos hacerla un poquito distinta e incluir con la entrada una recepción a base de palomitas, patatas fritas, Risketos + 2 consumiciones. Curiosamente, la mayoría de asistentes fueron seguidores de mi página de Facebook y por ello, al acabar el monólogo, ofrecí un breve speech donde conté algunas anécdotas sobre el show a lo largo de los años. Aquí van algunas fotos. Pinchando sobre ellas podréis verlas en mejor resolución y/o descargarlas.

300 Risketos

Abr11

Ulises y las sirenas

No sé vosotros pero yo lo tengo claro. El pasaje de Ulises atado al mástil del barco embelesado por el canto de las sirenas era una metáfora de cómo lo pasa un hombre casado cuando visita un club de striptease.

Mar10

#MiniCuento 02#

La Luna solo quería que la adulasen, Venus se hacía la dormida y las estrellas fugaces siempre tenían prisa como para escuchar al muchacho. Las súplicas de cada noche por encontrar su princesa prometida parecían no interesar a nadie en todo el firmamento. Sin embargo, ahí arriba, alguien las escuchaba, alguien que anhelaba encontrar esa mujer para él. El problema era que el chico pedía una mujer demasiado especial. Tanto, que necesitó más de 20 años en dar con ella. Y cuando lo hizo, se la envió con su fuego en los mechones para que cuando ella vistiese de azul, el chico recordase quién fue el único astro del cielo que se prestó a ayudarle.

Mar04

Cómo distinguir algunos tipos de arroz

Imaginaos que vuestra olla es una discoteca, los granos de arroz son el público y el agua hirviendo que pones, el alcohol que sirves en la barra. Dependiendo de cómo bebe la peña, tendréis un tipo de arroz u otro:

A) Si nada más entrar, empiezan a privar como niñatos porque lo que mola es ver quién se taja primero, tienes un ARROZ BOMBA.

B) Si beben controlando y acaban la fiesta bastante “sueltos”, tienes un ARROZ LARGO.

C) Si se van pronto a casa y han bebido poco porque mañana tienen partido, tienes un ARROZ INTEGRAL.

D) Si han bebido como cabrones, aguantan hasta el cierre de la disco y luego se van al Afterhours, tienes un ARROZ VAPORIZADO.

C) Si se quedan fuera y no compran bebida porque han salido todos “mamaos” de casa, tienes un ARROZ PRECOCIDO.

Feb24